BIENVENID@S

DESDE ESTA IMPRESIONANTE TORRE VIGÍA ECHAN A VOLAR...IMPRESIONES, PAISAJES, SENSACIONES, RECUERDOS, IMÁGENES GRÁFICAS...TODO RELACIONADO CON EL COTIDIANO, CON LAS COSAS SENCILLAS DE CADA DÍA... ¡Bienvenid@s¡



SIÉNTATE, ACOMODATE, RELAJATE ...ESTÁS EN TU RINCÓN, DESDE AHORA TE PERTENECE TAMBIÉN.

lunes, 21 de marzo de 2011

CARA Y CRUZ


Abrió el periódico como cada mañana y no había muchas mas novedades sobre las noticias del día anterior. Aunque si había seguido en días anteriores con interés la gran noticia: “Terremoto en Japón” a la que se fue añadiendo la devastación provocada por el Tsunami y por último y por si no tuviesen poco, la alarma nuclear por la fuga radiactiva de una de las tantas centrales nucleares que invaden Japón. Tantas veces la realidad supera cualquier ficción. Parecía estar viendo en esas imágenes reales una de esas películas llamadas de acción y desastres. Y le impresionó el pueblo nipón, su comportamiento ante el desastre. Una lección para todos.
La cara de la noticia pensó: Cuando la Naturaleza se impone hasta una de la mas grandes superpontencias mundiales se encuentran impotentes y desvalidas.

Por otro lado el comportamiento del pueblo árabe que en cadena se echaban a la calle multitudinariamente para destronar a los que hasta ese momento habían sido sus mandatarios... menos a Gadafi, ese es harina de otro costal, ese presenta batalla y bombardea a los sublevados...y la intervención de las tropas de la OTAN en Libia... guerra abierta en la siempre salen perdiendo los mismos, por poner solo un ejemplo de tantas guerras abiertas en tantos lugares de la Tierra, aunque esos otros con menos interés para los países Aliados y para el Imperio Americano.
La cruz de la noticia: Cuando el hombre es lobo para el hombre y pagan la factura de los intereses, como siempre el pueblo llano, igualmente impotente y desvalido.

Mientras tanto las noticias cotidianas, de política y corruptelas, sucesos, accidentes, publicidad,  las fluctuaciones de las bolsas, mas corruptelas...publicidad, deportes, el tiempo, las loterías, publicidad,  la moda, el motor, la decoración, publicidad,  internet, redes sociales, todo aderezado por mucha publicidad ¿el corazón?... que nos distraen de forma cercana y con el que intentamos ahuyentar, engañar y engañarnos de lo que realmente somos.

Cerró el periódico y reflexionó: Qué pequeños y éfimeros en cualquiera de los casos.

jueves, 17 de marzo de 2011

A MI TIA ANA

Volviste a la tierra,
mojada por las gotas de lluvía,
que la harán fértil de nuevo,
y la vida volverá a abrir los ojos,
en la próxima primavera;
.
Con colores que hacía tiempo no veías,
con sonidos campestres, que te llevarán
de nuevo a tu niñez
y aromas que te harán eterna.
.
En la tarde fría y lluviosa,
alguién en el pueblo, preguntará
a alguna vecina:
¿Por quién doblan las campanas?
.
Y nunca sabrán que fuiste tú, tu alma,
quien tiró suavemente de la cuerda.
.
y nunca sabrán que estabas
en aquella nube y la hiciste llorar,
para confundirte con la naturaleza.
.
Y nunca sabrán, que en aquél cruce
de caminos, encrucijada de tu vida,
renaceras por siempre para los tuyos.
.
Volviste a la tierra,
te mecistes en el aire,
para despedirte con un adiós
silencioso...como tu paso por
la vida.
.
Isbil
Sevilla 31-01-09

lunes, 14 de marzo de 2011

YA SEVILLA HUELE A GLORIA...

Sevilla, ciudad del color especial, del azahar, el incienso y la cera, ya está preparándose para renacer como cada año y durante la semana de pasión, a ritmo de marchas, tambores y cornetas; se nota en la esquina de San Román, donde ya cuelgan los capirotes y el olor a incienso lo dice, o en Matahacas,o Águilas...tantos rincones esparcidos por la ciudad que preparan los útiles necesarios para poder acompañar a las hermandades de penitencia; cíngulos, espartos, túnicas, escudos, antifaces, capirotes, alpargatas...todo lo canta. Los quinarios, novenas, triduos se suceden desde el día siguiente de Reyes... los traslados, vía crucis, besamanos, y besapiés, que con tanto gusto y arte se preparan en esta ciudad...

...Y lo dicen también los escaparates de las confiterías con sus torrijas, sus pestiños, sus nazarenos de caramelo, estampas de toda la vida, unidas al sabor y paladar que tiene esta preparación a la primavera que pronto veremos asomar... entre tanto los prepasos ensayando por la noche con hombres tallados para tal menester, también nos dicen....estáis puestos hermanos y hermanas...porque ya queda poco, ya queda menos...ya el calendario cofrade con el nazareno de cartón nos dice; !que pocas vueltas me quedan para llegar al Domingo de Ramos!.

Y en las calles el gentío preparándose para esas paradas largas, esas caminatas de un lado a otro del centro de la ciudad, cuyas calles muchos no recorren mas que en esta semana de pasión. Estamos en Cuaresma, desde que la ceniza del miércoles dió el pistoletazo de salida, para que Sevilla, su provincia, y todas las hermanas andaluzas, desde la océana Huelva a la Mediterránea Almería, desde Málaga la bella a Jaén entre olivos,  desde Cádiz salada y carnavalera a Córdoba callada y mora y... Granada la nazarí y su Sta. María de la Alhambra, renazcan como cada año y entre por todos nuestros sentidos, gusto, tacto, olfato, oídos, vista y sobre todo, el corazón lleno de sentimientos, la mente llena de estampas antiguas que forman parte de de lo que somos.
¡ Ya Sevilla amigos y amigas, huele a Gloria.¡

Fotografía: Guillermo Ramírez Torres

PERROS FLAUTA


Caminan despreocupados y se sientan a ras de suelo con sus perros y su flauta, sonrientes y felices, con un cuenco para recoger el fruto de su esfuerzo musical, con sonidos que nadie reconocería en ninguna canción; no les falta su litrona y sus cigarros que envuelven hábilmente en papel rellenos de maría.
A veces están sólos, otras con un grupo de colegas. Las vestiduras que los cubren nada tienen que ver con la moda, ellos tienen su estilo propio; pantalones desvencijados, camisas sueltas, que no han ido mucho a la lavandería y pañuelos al cuello que se mezclan con sus rastas,despeinadas y mugrientas.

Al margen de los viandantes y los problemas que invaden el mundo; ellos son su propio mundo y su problema principal es conseguir una monedas de euro, para alimentar a su prole perruna y a ellos mismos y sacar aunque sea para sus vicios comunes: maría, tabaco y cerveza...

En esta simpleza viven alegremente, alejados de sus familias, vagando por barrios y ciudades, durmiendo al raso, okupando cualquier local o vivienda vacía sin tener que preocuparse de pagar un alquiler o hipoteca;. No les importan los índices al alza o a la baja de las bolsas, ni del Ibex, ni del consumo, ni las cifras de parados, ni hacer colas en las oficinas de empleo, de cotizaciones a la Seguridad Social, ni la jubilación a los 67, declarar a Hacienda, hacer trámites burocráticos... etc... No tienen que poner el despertador matinal y madrugar para encaminarse a su puesto de trabajo, en la rutina de la mayoría. Porque ellos sólo se dedican a vivir en su orden y en su concierto quizás conservan como lemas propios los de aquellos primigenios hippys de los sesenta: PAZ Y AMOR: HAZ EL AMOR Y NO LA GUERRA....
Es otra forma de entender la vida, seguramente su modus vivendi tiene también sus reglas, tal vez sean mas libres que el resto que al pasar los miramos y no los reconocemos como iguales, aunque habría que preguntarles a ellos...como ven al resto. Seguramente nos sorprendería o tal vez confirmaría lo que alguna vez pensamos cuando nos paramos y reflexionamos y nos da por pensar...y nos hacemos preguntas.

domingo, 13 de marzo de 2011

EL CANDIDATO

Debió pelearlo y  pensarselo mucho a la hora de querer presentarse como cabeza de lista para las nuevas elecciones municipales. Era sabedor de que no le tenían mucha simpátia, mas bien todo lo contrario, conocedor incluso de que no era este el mejor momento y sin embargo... ahí estaba de nuevo, después de muchas batallas ganadas y otras perdidas, otra vez en la brecha; su foto en el cartel, como si el tiempo no hubiese pasado. Pero el tiempo ha pasado, y los amigos leales y válidos del principio hace mucho que los dejaste atrás, porque te gustaba rodearte de gente mas a tu alcance, mas manejable y de un solo uso. Quizá sea por vocación o tal vez porque cuando ya se ha vivido y se sabe el manejo del lado oscuro, éste cree un cierto enganche, como cualquier droga, en este caso al poder, aunque a niveles mas locales de los que estaba acostumbrado.
No alcanzo a comprender porqué a estas alturas de la pelicula, con el viento en contra y no muy halagüeñas expectativas, decide saltar a la arena politica, alguien que ya probó mas de una derrota en ésta plaza  y sabe que no pasará el listón de lo máximo que pudo obtener en otro tiempo.
Pero en politica nunca se puede decir la última palabra hasta que al final de la jornada electoral, se haya recontado el último voto de las urnas.
Suerte amigo en esta batalla que emprendes con todo en tu contra.

viernes, 11 de marzo de 2011

SOLO UNA MUJER

Se asomó por la ventana al patio y vió que los naranjos, llenos ya de azahar...estaban mojados...era una lluvia leve, pero suficiente para empapar las hojas verdes y la blanca flor recién estrenada en este renacer constante que son los ciclos naturales de la vida.
Encendió un cigarrillo y aspiró suavemente el humo, mientras disfrutaba de la caricia suave del viento humedo, cerró los ojos y disfruto del momento. Y a su mente asomaron versos...


Es solo una mujer que viene de lejos,
Ojos claros, serenos,
Huye de la ciudad, el tedio urbano,
Vengo a buscar lo que busco mi alegría y mi persona...
Verde viento, verde rama,
Amanecía en el naranjel,
Volverán las oscuras golondrinas,
Al pasar por el árbol me darás tus besos,
Recuerda, cuerpo, recuerda,
La princesa está triste...

jueves, 10 de marzo de 2011

LA MENDIGA


Tenía la piel tan tersa y rosada... sus ojos eran negros y vivos, peinaba ya por entonces canas aunque por aquél entonces cuando la descubrí no debía tener mas de la cincuentena; caminaba siempre acompañada de unas bolsas de plástico blanco llenas de todas sus pertenencias, las necesarias para estar un día mas sentada en el suelo en el borde del árbol, cerca del contenedor de la basura, su habitual casa, sin puertas ni ventanas, ni llaves en el llavero; los muebles los ponía la misma avenida, los enseres urbanos y los edificios, por lámpara el cielo abierto...y por abrigo en invierno, una capa alrededor de su cuerpo de plástico negro atada con cinturón de cuerda blanca. Así se disponía cada nueva jornada a la intemperie, ajena y fuera del mundo tal y como lo conocemos los que no hemos cruzado la línea invisible del desarraigo, o ¿la demencia?...Hablaba a solas...tal vez por que esperaba hablar con Dios un día...como decía en aquellos versos D. Antonio , o tal vez para espantar su soledad, su tedio, su hastío, su vacío.
A veces como si un punto de lucidez iluminase su mente y quisera acercarse al mundo del que se apeó, leía algún periodico desechado en la papelera por algún transeúnte. Le gustaba tener sus manos limpias y con un pequeño bote de plástico lleno de agua, en mas de una ocasión las pulverizaba y frotaba. Le gustaba peinarse con un pequeño peine negro, así cuidadosamente pasaba el negro del peine, por su pelo cano, sin mas espejo que el de su propia imaginación.
Sus amigos, los gorriones que venían por su porción de pan que ella, seguramente apartaba de su desayuno en el albergue donde ya anocheciendo se guarecía para esperar al nuevo día y regresar a su casa...la calle, no para pedir porque porque nunca te ví pedir nada en todo ese tiempo, ni tenías recipiente para el vil metal.
A veces voceaba a la gente que pasaba y sus ojos tan negros y dulces se tornaban llenos de ira... nunca sabré cuales fueron los motivos por los que decidiste bajarte del carro y emprender tu propia leyenda a pié y sola...tampoco importa ya.
Hace mucho que dejé de encontrarte en aquella tu casa, pero fueron tantos años casi veinte, de vernos sin vernos, que al pasar por el borde del árbol de la avenida, transitada por tanta gente...a veces te veo, sin verte.

miércoles, 9 de marzo de 2011

DESCONOCIDA


Con el dolor de no poder arrancar de cuajo el gusano que roía con codicia los interiores huecos de las entrañas mas profundas, miraba alrededor sintiéndose ajena a todo, caminaba rodeaba de caras irreconocibles y pasos sordos.
Ni los lugares que encontraba a su paso tenían el mismo color, ni las calles tenían el mismo rumor a vida que bulle;
Ni los cielos eran los conocidos ya que estos se habían tornado grises desde hacía un tiempo largo.
Ni la lluvia que se hacía presente día sí y día también, lograban apaciguar el cauce del río que latía oculto.
No reconocía el olor del cambio de estaciones, ni los libros que le atrajeron en aquellas horas;
No recordaba la risa, aquella que tanto gustaba compartir, ni la conversación amena sobre cualquier tema ya fuese mas trivial o mas profundo;
No reconocía las canciones ni las letras; su interior estaba tan apagado, tan oscuro que a tientas intentaba hacerse paso por la vida que se le había presentado tan ajena, tan distante y lejana, tan desconocida y triste como un mal recuerdo.
Prisionera como un pájaro atrapado en una jaula, que tiene que seguir cantando a pesar de su encierro, en la prisión de su propia vida y de su circunstancia…caminaba porque tenía que caminar sin mas motivo, ni mas razón que su propia supervivencia.

LA MINA


Se apoyaba en la barra del bar, no era un bar cualquiera, era un bar con solera y historia, como el mismo barrio. Pedía a Fernando el camarero un tinto y una tapa de pavía de bacalao para empezar, y así entre sorbo y bocado, la conversación brotaba en cualquier momento, con alguno de los parroquianos del barrio, que eran asiduos al ritual de ver pasar la vida desde la barra, antes que
llegase la invasión del otro tipo de personal venidos de lejos, artistas, bohemios, guiris...que lo frecuentaba y llenaban atraidos por la antiguedad y la historia del bar y como no... por las buenas tapas.
Y así se iban las horas, mientras el camarero tiza en oreja, solicitameante servía y anotaba en el mostrador de madera los números blancos de la consumición. Las conversaciones en estos lugares se iban desarrollando de la forma mas variopinta, siendo el fútbol el número uno en ranking de preferencia de cualquier charla...y ya tomados mas de un tinto y mas de una de las selectas tapas, la conversación tomaría derroteros bien distintos, de politica, cofradias y sus entramados...para terminar ya con una penúltima copa de rioja, abrazado al compañero de barra y contarle sus penas...en unos casos y en otros chistes y risas...amigos de barra de bar, de los que se sostienen a medias y exaltan la amistad del recien conocido al grado de amigo de toda la vida.
¿Cuántos apoyados en la misma barra escanciado y bebiendo, cuánta confidencia, alegría derrochada habrán visto esos azulejos de mensaque y esas estanterias de madera labrada, que en sus inicios serian color madera y ahora lucen color marfil, que enmarcan el primer cuerpo mas estrecho de la barra y con balcón a la calle... y cuanto cante que aún prohibido, según reza un cartel antiguo, seguramente se escuchara, cuando el arte y la soltura, regados por los vinos, manaran espontáneamente rayando en lo que los entendidos llaman el duende, sobrepasando los limites del 8 y el 9 .
La soledad sobrevenía luego y la ardua tarea del regreso a casa sin una moneda en el bolsillo y entretejiendo eses.

FRANJA HORARIA



Quizás el despertador no sonó y por eso tuvo que levantarse de prisa y corriendo, para llegar lo menos tarde posible a la oficina, ¿tal vez lo apagó en medio del sueño? ¿O es que no sonó?.

Lo cierto y verdad es que ya la mañana comenzaba a la carrera, el ritmo cardiaco se precipitaba...Tenía que asearse, buscar la ropa, porque no era persona que deja por la noche la ropa preparada, y salir a buscar el autobús, esperar en la parada su llegada, mezclarse con gentes con los mismos fines, la misma cara de sueño y de pocos amigos, donde la sonrisa escasea. Y ya por fin una vez cumplimentados estos primeros trámites de la primera hora del día, incorporarse a su puesto de trabajo, aunque un poco mas tarde que de costumbre...¡Maldito despertador¡

La rutina del trabajo, su inutilidad la mayor parte de la veces, (así es como se sentía Eduardo,) proseguían en las siguientes horas. A veces pensaba que tenía grilletes invisibles que había adquirido casi sin darse cuenta con otra edad y el transcurso de los años, ahora se le hacían cada vez mas insoportables...Pero tenía que conservarlos, porque de ellos dependía ya su vida.

Así se desgranaba la mañana hasta el que reloj, nuevamente, marcaba la hora de fichar de la fábrica y salir retomando los pasos pero a la inversa, a lo que consideraba su pequeño santuario, su hogar, su refugio...¡Maldito reloj¡

TORRE VIGÍA


    Observadora en el puesto de vigía, a veces se escapa y deja de ser actriz para ser público, y tranquilamente sus ojos se van posando, en la cantidad de personajes que van pasando, hombres y mujeres, desde adolescentes, pasando por la juventud y la edad madura a niños y ancianos...
    Si, está claro, es el gran teatro del mundo en el que los papeles de reparto de cada uno, no se aprenden de memoria, si no que se van tejiendo poco a poco según va marcando el propio guión que cada uno sin darse cuenta, sin querer o a veces queriendo, escribe en su andar diario, nada mas abrir los ojos al nuevo día.
    Es en días como éste, pensaba para sus adentros... con el cielo que se viene abajo de plomizo y la lluvia aunque escasa, moja el asfalto, cuando se produce un recogimiento en el alma, que invita a mirar través del cristal de la ventana la vida que en la calle sigue su curso a pesar de las inclemencias meteorológicas, en vehículos o a pié los transeúntes, cada uno imbuido en sus pensamientos camino de su quehacer, su trabajo, sus negocios y en cada uno de ellos aparejada una historia que muchas veces nos gustaría conocer como si a través de un aparato de rayos X pudiésemos entrar en sus entretelas mas profundas y bucear por su fondo; sus preocupaciones, problemas, sus ilusiones y proyectos, sus inquietudes y sus anhelos; sus frustraciones y decepciones...éstas seguramente se puedan incluso intuir o imaginar, porque al fin y al cabo, quien no siente o padece cualquiera de estas formas en cualquier momento de la vida.

     Está bien de vez en cuando, salir del escenario del teatro propio y pasar al otro lado: a la platea o al palco, al balcón, a la terraza o barra de un bar, al banco de un parque, ...o sencillamente darse un paseo, para observar el vaivén diario de tantas almas indefensas.